Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

“La sonrisa es el lenguaje del alma”

La vida es un regalo… un viaje increíble…cada día tienes la OPORTUNIDAD de ser feliz. Solo tienes que abrazar esa OPORTUNIDAD y exprimirla (requiere entrenamiento constante).

¿A que edad debo realizar la primera consulta de mi hijo?


Es importante que los niños sean evaluados por un ortodoncista desde los 5 años de edad, ya que desde esa edad se pueden presentar anomalías que deben ser tratadas para prevenir problemas futuros sin embargo, no todas las anomalías se comienzan a tratar a esta edad.

¿Hay que esperar que salgan todos los dientes definitivos o permanentes para colocarse frenillos?

No. Como dijimos en la pregunta anterior, el niño debería ser evaluado desde los 5 años de edad, y así en adelante, el ortodoncista decidirá verlo cada cierto tiempo, como control de niño sano, hasta cuando sea el momento oportuno en que haya que hacer algún procedimiento ortodóncico. Ya sea alguna extracción de dientes temporales o estudio para poner aparatos. Jamás debería esperar que su hijo tenga todos los dientes en boca para realizar la primera consulta, ya que si se espera demasiado, la solución es mucho más compleja, y muchas veces con consecuencias irreparables.

¿Hasta que edad puedo ponerme frenillos?

No hay edad limite para ponerse frenillos. Actualmente el porcentaje de pacientes adultos en nuestra consulta se ha incrementado abruptamente, teniendo pacientes de hasta los 65 años con aparatos de ortodoncia. Nunca es tarde para comenzar su tratamiento de ortodoncia y recuperar la correcta función articular y la estética de su sonrisa.

¿Problemas articulares? ¿Dolor de cabeza? ¿¡Dolor muscular y de cuello?

Muchas veces dolores de la articulación temporomandibular irradian dolor hacia la parte baja del ojo, oídos, músculos cervicales, músculos masticadores, dolor de cabeza, jaqueca, bruxismo, saltos en la articulación, etc. Se debe hacer un diagnóstico preciso para determinar las posibles causas de esos dolores y poder solucionarlos de la forma más eficiente posible.

¿Que cuidados debo tener con mis Bracketts?

La higiene se dificulta puesto que los dientes llevan adheridos en su parte externa o interna los brackets y también están los arcos de metal que los unen. Hay que insistir en la limpieza de los pequeños huecos que quedan entre brackets-dientes y arcos. Esto lo haremos con cepillos interdentales y con enebradores de seda. Si usamos cepillo manual, deberemos usar uno específico de ortodoncia en forma de V con cabezal pequeño y filamentos de una dureza suave o media. Colocarlo perpendicular a la superficie del diente y realizar movimientos rotatorios. Deberemos ir inclinando el cepillo para limpiar todas las superficies del diente. Es muy importante la zona entre el bracket y la encía, dónde se acumula gran cantidad de alimentos. El cepillado del bracket hay que hacerlo con suavidad: primero en la parte frontal y luego en la zona superior e inferior que está en contacto con los dientes.

Si usamos cepillo eléctrico, el procedimiento es el mismo, sólo que hay que dejar que el cepillo realice el movimiento rotatorio.

Además hay que prestar especial atención a la dieta alimenticia durante el tratamiento de ortodoncia:

–  Evitar alimentos pegajosos y/o con alto contenido de azúcar (chicles, caramelos, dulces)

–  Evitar bebidas que causen tinción en los dientes (café, té, vino tinto)

–  Evitar alimentos duros para reducir la presión sobre los aparatos (frutos secos, aceitunas con hueso, hielo)

–  Beber bastante agua para eliminar los residuos y evitar el mal aliento.

–  No comer a mordiscos, sino cortar los alimentos en pequeños trozos antes de llevarlos a la boca y luego masticarlos con los molares.

¿Pueden volver a moverse mis dientes después del tratamiento?

Después del tratamiento de ortodoncia, si no existe un buen cuidado de la dentición, se pueden volver a dar malas oclusiones, y los dientes pueden volver a su posición inicial. Para evitar el resurgimiento de malformaciones dentales, recomendamos la adopción de hábitos diarios de higiene y el uso responsable de las contenciones.

Una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia, la higiene bucal es similar a la de cualquier otro paciente pero es muy importante también el uso de retenedores de ortodoncia: aparatos que aportan estabilidad a los resultados obtenidos durante la ortodoncia.

No sólo queremos dientes bien alineados, sino también dientes sanos. Por ello es tan importante mantener unos cuidados y una higiene correcta durante y después del tratamiento de ortodoncia.